Pasaporte a Manchuria: sobre “Communion” de Whitley Strieber y “Prisoner of Infinity” de Jasun Horsley

En el momento de escribir este texto la editorial Reediciones Anómalas está a punto de publicar en el estado español ─gracias a una exitosa campaña de crowfunding─ el bestseller “Communion” de Whitley Strieber. Aparecido originalmente en 1987, el libro goza de estatus de clásico entre la comunidad ufológica, y constituyó en su día uno de los más importantes vectores de entrada del fenómeno de las abducciones en el consciencia pública estadoundiense ─y de ésta a su área de influencia cultural en el resto del mundo.

Sigue leyendo

Anuncios

Sorprendentes hechos ocultos sobre la no violencia machista (por Robert Anton Wilson)

Llevo bastante tiempo queriendo traducir este pequeño ensayo de Robert Anton Wilson que se incluye en “Email to the universe and other alterations of consciousness”. He modificado mínimamente el título ─originalmente “Shocking hidden facts about male non-violence”─ cambiando “masculino” por “machista” para darle un pequeño punto de picante en el panorama de polémicas de la actualidad.

¿Fue RAW un machirulo? ¿Vislumbró la Internacional Feminazi?(*) ¿Fue un señoro adalid del cuñadismo políticamente incorrecto más retrógrado? Si el lector o lectora está ahora mismo planteándose seriamente estas cuestiones, le recomendaría simplemente leer un poco más a RAW: como ya se ha dicho en otro lugar, sus herramientas de pensamiento ─como el agnosticismo modelo─ son extremadamente útiles para no hundirse en los mares digitales de la sobrecarga informativa.

─Ignatius K. Dick

(*) si bien no la identifica con dicho nombre, la metáfora que incluye hacia el final del texto parece dejar poco lugar a la duda.

Sigue leyendo

No lo llamen feminazismo: llámenlo hipergamia

Empieza a haber bastante runrun últimamente con el memeplex encabezado por los conceptos de “píldora roja”, “alt-right”, “terrorismo incel”, “machinazis”, etc. La imagen que va formándose del mismo la resume este artículo que parafrasea a la autora Ángela Nagle: hombres «que se regodean en el victimismo y la autocompasión como cerdos en la piara mientras se meten con los machos alfa, los guapos de la clase que se llevan a esas “zorras de primera” que les han arrebatado su derecho al sexo».

Hay mucho de cierto en esta afirmación, pero pienso que ésto conformaría ─Ley de Sturgeon mediante─ básicamente el 90% de mierda que acompaña a cualquier cosa. Existirían dinámicas más profundas, diríase telúricas, que no se están tomando en cuenta.

Me explico: he estado últimamente inmerso en el trabajo de Rollo Tomassi. Quizás los lectores de mi anterior blog ─¡si es que había alguno!─ sepan que me interesa mucho el concepto de “hipergamia”, acerca del cual ha escrito profusamente Tomassi desde la perspectiva de la psicología evolucionista. Aún desconociendo el grado de validez científica de este tipo de disciplinas, he de decir que su modelo se ajusta a las situaciones que he vivido u observado durante el transcurso de mi vida en cuanto a las relaciones entre hombres y mujeres.

Por adoptar una perspectiva más amplia y quizás porque no puede decirse que Tomassi venga de la frustración sexual ─más bien todo lo contrario─, su trabajo transciende el nihilismo característico de toda esa escena y se desmarca de la misma. Como apunta el propio Tomassi, su trabajo fue concebido con bastante anterioridad[1] a la cristalización del actual movimiento mayoritario[2] y parte de un discurso bastante más complejo que la caracterización ─superficial─ mencionada más arriba[3]. (Por ejemplo, Tomassi piensa que la génesis de la contracultura basada en la revolución sexual y el amor libre estuvo compuesta precisamente de cerdos autocompasivos odiadores de machos alfa[4]).

Sucediese esto último o no, tras la lectura de los libros de Tomassi ─cuyo contenido está online en su blog─ me resulta imposible sostener la idea del  “rencor hacia el alfa”; muy al contrario, lo que Tomassi persigue es verter luz sobre estado mental y jurídico generado por las estrategias de reproducción femeninas ─la mencionada “hipergamia”─ y devolver a sus lectores a un estado mental “alfa”, definido éste no como un ejercicio de dominación sobre los demás, sino como un aumento de la autonomía personal.

Este autor además previó y advirtió acerca de la asimilación de estas ideas por parte de ideologías políticas o credos religiosos[5], oponiéndose a la ya en marcha desvirtuación de su mensaje que ejercen ─vía asociativa─ dichos movimientos. Acertó también al augurar la oleada de indignación que acompañaría a la emergencia de dichas ideas en los medios de comunicación de masas.

La base judeocristiana de nuestra sociedad sumada al poso de fanatismo puritano ─en sentido religioso─ del feminismo que importamos desde el mundo anglosajón podría estar generando un nuevo movimiento laico criptorreligioso sustitutivo, esta vez con “la mujer” como ídolo. Dado que el fanatismo suele cegar los ángulos muertos, las ideas incómodas o los defectos de los propios objetos de idolatría, recomiendo pues el trabajo de Tomassi ─a ellos y a ellas─ para profundizar en los aspectos oscuros de este nuevo movimiento que, subyacente al “feminismo”, implicaría un proceso de “feminización”.

***

[1] Desde esta entrada: «There really wasn’t a manosphere or what we term Red Pill back then, just Mystery Method, PUArtistry, FastSeduction, RSD and the collected experiences of guys just posting their Field Reports and hitting upon commonalities of those experiences. Mystery had made some conjectures with regards to the psychology involved in pickup and I just happened to come across it while I was studying behavioral psychology and personality studies. I also found that making the connection between the two, at least publicly amongst teachers and classmates, was a very contentious prospect. I got called a misogynist a lot back then just for proposing the germs of the ideas that have built the foundation of what the Rational Male and the red pill have become now».

[2] En esta crítica al trabajo Nagle, por ejemplo, aparece esta misma idea: «Nagle says relatively interesting things about the internet’s two extremes, but really goes too far in tying them genealogically to the alt-right. Although she understands (correctly) the link between the chans and the alt-right, she implies that the latter came out of the former. In her book, all the shitposting and hacker culture led to PUAs, which in turn led to Richard Spencer. While it’s true that all of these disparate forces came together in their excitement and support for Trump’s candidacy, and are now more in the same boat than previously, they developed largely separately».

[3] Puede escucharse a Nagle pasando de puntillas y por encima de las dinámicas sexuales del conflicto entre hombres y mujeres en este podcast en donde contesta a sus críticos.

[4] Véase la serie “Adaptations” (1, 2, 3) en el blog de Tomassi.

[5] Véase el epílogo “Afterword” de su tercer libro «The Rational Male: Positive Masculinity».

 

[Reseña] Nueva antología de A.Crowley en editorial Valdemar

A tenor de la casi omnipresente estética mágica y ocultista que tiñe en la actualidad la cultura popular de inspiración más “multifásica”, no resulta descabellado dar por buena la idea de que ésta se adentra en un “revival de lo arcaico”[1]; la figura de Aleister Crowley es, en el estudio de este amplio contexto, una parada obligatoria. Asistimos desde hace algún tiempo en España a la reedición de algunas de sus obras, a la aparición de publicaciones especializadas sobre su sistema esotérico-religioso, amén de nuevas biografías[2] sobre el personaje. Si añadimos además que desde las bambalinas de la ingeniería social parece haber un interés en la revitalización de la tradición masónica en la evolución inmediata de las sociedades posindustriales[3], podría decirse que nos hallamos en un buen momento para acercarnos a Crowley gracias a esta recopilación de tres de sus obras, editadas por Valdemar y seleccionadas y prologadas ─precisamente con un ensayo sobre la relación de este ocultista con la masonería─ por Frank G. Rubio.

Las dos primeras, El Libro de las Mentiras y Knox Om Pax son textos que tejen una red de significados en contínua alusión a una cabalística aderezada de múltiples sincretismos, siendo de carácter más lírico y críptico la primera de ellas y cultivando la segunda mayor diversidad de géneros como el ensayo, el cuento infantil─con una pieza destinada a la hija del autor─, o el teatro.

Si no se tienen más que conocimientos superficiales de cábala ─como le ocurre a quien esto escribe─, uno tiene la sensación de que se está perdiendo el corazón de unos textos que, a la vez y como indicase el propio Crowley, resultan «altamente sugerentes» para el novicio[4]. Una lectura atenta de los pasajes menos esotéricos nos ofrece pinceladas de la filosofía de una figura que sigue siendo objeto de no pocas distorsiones─muchas veces provenientes, paradójicamente, de sus propios seguidores. El interesado en la práctica esotérica encontrará, además, referencias e hilos sueltos de los que seguir tirando.

El plato fuerte es, sin duda, la tercera obra de esta antología. El Equinoccio de los Dioses incluye El Libro de la Ley ─el célebre y controvertido[5] texto revelado que pondría la piedra angular del movimiento religioso telemita─, así como extractos del diario de Crowley acerca de las circunstancias que rodearon al evento y sus comentarios al respecto.

El formato del libro, en el acostumbrado de la colección Intempestivas de Valdemar. Por decir algo a este nivel, quizás una maquetación del El Libro de la Ley con los comentarios de Crowley justo al lado habría evitado el fárrago de volver a cada línea hacia atrás en el libro. Se entiende, pero, que se haya querido respetar el formato del libro original.

***

[1] Expresión acuñada por el psiconauta Terence McKenna.

[2] De interés para el que esto escribe ha sido la caracterización en la reciente biografía de Gary Lachman de Crowley como un “psíquico natural” de tendencias autistas. Más allá de la etiqueta diagnóstica, el libro incluye algunos pasajes en los que se describen rasgos caracteriales que serán familiares para aquellos que se hayan adentrado mínimamente en la literatura sobre el espectro autista.

[3] Citando desde Changing Images of Man, libro patrocinado por el que las malas lenguas califican como cónclave de investigación para la militarización de lo paranormal, el Stanford Research Institute: «de especial interés para el mundo occidental es la tradición masónica, la cual jugó un rol muy significativo en el nacimiento de los Estados Unidos de America, como testimonia el simbolismo del Gran Sello. (…) Esto tiene la potencialidad de reactivar los símbolos americanos, de reinterpretar la ética de trabajo, de apoyar los conceptos básicos de las sociedades democráticas de libre empresa y de conferir un nuevo sentido al conglomerado tecnoindustrial».

[4] «Este libro trata de muchos asuntos en todos los planos de la mayor importancia. Es una publicación para Bellezas del Abismo, pero se recomienda incluso a principiantes por ser altamente sugerente». Al respecto de El libro de las mentiras en el nº 10 del volúmen 1 de The Equinox.

[5] En 2015 apareció Liber vel Bogus: The Real Confession of Aleister Crowley, que analiza las inconsistencias en los relatos de la concepción de El Libro de la Ley. Puede encontrarse en colinwilsononline.com un resumen de sus argumentos.